Desde la fundación del Comité Nacional de Alfabetización, se ha logrado una disminución sostenida del índice de analfabetismo en Guatemala, en cumplimiento al mandato constitucional descrito en el a Artículo 75 de la Constitución de la República de Guatemala, los avances en materia de alfabetización han sido gracias al esfuerzo y dedicación de todas las personas que han formado parte de la Entidad Ejecutora.

Hoy 30 años después, podemos dar cuenta de la relevancia que ha tenido en millones de personas el haber participado en un grupo de alfabetización, sin embargo las condiciones que propician el analfabetismo persisten, especialmente en las comunidades más lejanas del país, por lo que debemos seguir mostrando esa gran pasión por nuestra labor y no olvidar que la alfabetización es un derecho humano fundamental, a efecto de lograr atender a nuestros hermanos guatemaltecos, proveyéndoles de una importante herramienta para su formación personal, mejoras en el ámbito familiar e incidir en el desarrollo social de nuestro país.

Reconociendo que cada uno de nosotros a través de la ejecución de nuestras funciones aportamos para que por medio de la alfabetización las personas logren una mejor calidad de vida, que propicie el convivir ciudadano, el acceso a mejoras laborales que aseguren a su familia los insumos necesarios que les permitan vivir sanos y el conocimiento de sus derechos, porque la alfabetización va más allá de un certificado… un diploma… ¡La alfabetización transforma vidas!

Quedan por delante grandes retos y un camino por recorrer, que afrontaremos inicialmente con la firme convicción y profesión de nuestra misión institucional a través de lograr despertar el interés en los analfabetas de nuestro país para participar en los procesos de alfabetización cumpliendo la expectativa de una atención de calidad priorice sus necesidades de participación y su pertinencia cultural, una significativa responsabilidad ya que tenemos en nuestras manos el verdadero despertar ciudadano, el entendimiento real de una vida democrática y la formación para toda la vida.

Conmemoremos pues, estos 30 años, con una renovación de la mística y de la pasión por nuestro trabajo, fortaleciendo nuestros lazos de compañerismo y propiciando la participación de todos los sectores en la incansable lucha por el desarrollo de nuestra querida Guatemala.

SECRETARÍA EJECUTIVA

COMITÉ NACIONAL DE ALFABETIZACIÓN

Obra de K. Haring